Suplemento de Cultura del Diario Clarín - Domingo 20 de junio de 1999
Crímenes y castigos

NOVELA

Tesis sobre un homicidio
De Diego Paszkowski

El ganador del premio La Nación concibe un policial donde la intriga valora más la reacción de la Justicia que el crimen.

Sudamericana, 1999. 206 páginas. $ 14

xxxxxEn 1841 el Grahams Magazine publicó Los crímenes de la calle Morgue, el cuento de Edgar Poe que iba a establecer pautas de cómo plantear una narración policial. Poe, tal como lo señalara Borges, creó además al lector de esas narraciones. Necesariamente, ese relato debía leerse con suspicacia: por norma planteaba un enigma, que se resolvería en las líneas finales. La razón y la sagacidad, con una alta dosis de astucia, triunfaban sobre la mera violencia. El caballero Dupin tuvo una noble legión de herederos -Sherlock Holmes, Hércules Poirot, Maigret, entre otros- con una vasta legión de lectores.
xxxxxEn 1929 Dashiell Hammett publicó Cosecha roja, su primera novela, con una vuelta de tuerca al género. El enigma dejaba de ser el núcleo: nada se solucionaba con descubrir al criminal. A veces, se lo conocía desde las primeras líneas del relato. El crimen estaba alojado en el sistema social, en la corrupción de ese sistema.
La narración policial comenzó a desplazarse por dos carriles bien diferenciados. Por una parte, la novela-enigma; por la otra, la novela dura. Tesis sobre un homicidio, de Diego Paszkowski, con astucia, se nutre de ambas corrientes. Cuenta con personajes y una escenografía de la novela-enigma, pero carece de problemas a resolver, tal como sucede con la novela dura. Tiene dos protagonistas esenciales, Roberto Bermúdez y Paul Besançon. Bermúdez, en tiempos pasados, fue juez. Ahora, aún al borde del alcoholismo, continúa siendo un brillante jurista, es titular de una cátedra de posgrado en la Facultad de Derecho, ha publicado varios libros sobre derecho penal y goza de popularidad gracias a un programa de TV, "Por derecho propio", en el que Bermúdez se dirige al gran público y les habla de las leyes y de la Justicia. Paul Besançon es un joven y brillante abogado: 23 años, graduado en la Universidad de París-Assas, con medalla de oro y 9,88 de promedio. Besançon es hijo de un encumbrado matrimonio argentino que desde hace años vive en París. A pedido de su padre, Paul se establecerá unas semanas en Buenos Aires a fin de realizar un curso de posgrado en la cátedra de Bermúdez.
xxxxxLos dos personajes han sido puestos en escena. Entre ambos se verificará un sórdido duelo, motivo central de la novela. Paul Besançon sostiene que la Justicia es de verdad ciega y quiere probar que a partir de esa ceguera es posible cometer un crimen horrible y no sufrir castigo por ello. Por el contrario, Bermúdez, pese a los desalientos que ha sufrido a lo largo de su carrera, sigue confiando en la Justicia. Besançon, lo ha probado, es dueño de una inteligencia superior; sin embargo, esconde una tara: siente una pasión desenfrenada, una suerte de amor-odio, hacia la actriz Juliette Lewis, "con su cara de ángel del amor y de la muerte". Mira sin descanso los videos en donde ella aparece, pero sólo la ve a ella. Juliette Lewis será el disparador de la tragedia. "Paul piensa ahora que mataría, que moriría por ella", señala Paszkowski en su novela.
xxxxxPaul Besançon se dispone a cometer un crimen brutal. Un crimen por el que tendrían que condenarlo a cadena perpetua y con el que necesariamente se recurriría a la accesoria del artículo 52 del Código Penal, que obliga a que se cumpla la totalidad de la condena sin que haya ninguna posibilidad de pedir el beneficio de la libertad condicional. Esto es lo que postula el Código, pero Besançon se propone demostrar que la Justicia es realmente ciega y para ello pone en práctica su diabólico plan. En principio, le confiesa a Roberto F. Bermúdez su propósito de cometer un crimen brutal; luego quiere saber a qué condena lo sometería Bermúdez en caso de ser juez de la causa. "Queda adentro para siempre", sentencia Bermúdez.
xxxxxTamaña condena no parece preocuparle a Besançon; es más, lo alienta a continuar con su proyecto. El primer paso es buscar a la víctima: debe ser una mujer joven, muy parecida a Juliette Lewis. No tarda en encontrarla. Es Valeria Di Natale, una muchacha de 22 años que a diario pasa con su coche por la rotonda cercana a la Facultad de Derecho. Con la ayuda de una buena cantidad de dólares, Besançon se agencia de una pistola calibre 45 y se apresta a cazar a su presa. La pesca un atardecer. La pistola es suficiente argumento para llevar a la muchacha hasta los fondos de la Facultad. Allí la viola, la asesina y deja una serie de pistas falsas. Todo lo hace prácticamente ante los ojos de Bermúdez. Su eventual profesor es el único que sabe con certeza quién cometió el crimen, pero no tiene manera de probarlo. Las cartas están echadas. Una y otra inteligencia se ponen en movimiento. Cuál de ellas triunfa se sabrá en el último capítulo.
xxxxxEn algún reportaje Diego Paszkowski reconoce a Juan José Saer como uno de los escritores que más admira. La escritura de Paszkowski está muy vinculada a la de Saer. Sin embargo, no se trata de una mera copia, aquello de imitar los gestos. A partir de ese ritmo reiterado, machacón y atrapante, característico de Saer, Paszkowski elabora su propio ritmo. El resultado es alentador. Sorprende el modo en que Paszkowski articula la narración, en algunos capítulos corre por cuenta del propio Roberto F. Bermúdez; en otros, Paul Besançon es "contado" por un narrador omnisciente. En ambos casos la palabra está trabajada hasta sus últimas consecuencias, hasta construir un texto que logra atrapar al lector y consigue llevarlo al final de la historia. Un final que evoca a Borges, a un cuento clásico de Borges, y se convierte en el digno cierre de la novela.
xxxxxTesis sobre un homicidio conquistó el último premio de novela de La Nación. Acerca de la calidad del jurado -Tomás Eloy Martínez, María Esther de Miguel, Martha Mercader, Eduardo Gudiño Kieffer y Martín Noel- no hay ninguna duda; tampoco acerca de su pluralidad. Un jurado heterogéneo que, sin embargo, otorgó el premio por voto unánime. Basta leer la novela para comprender la fraternidad de ese voto. Tesis sobre un homicidio, la primera obra de ficción que publica Diego Paszkowski, es un título que lo ubica sin más trámite entre los mejores narradores de la joven literatura argentina.

VICENTE BATTISTA
© Copyright 1996-99 Clarín Digital. All rights reserved.